8 características de un producto sostenible

Aunque el tema de sostenibilidad ha tomado especial fuerza en las últimas décadas, no solo en Latinoamérica sino alrededor del mundo; es bien sabido que no todos conocemos a ciencia cierta, qué es y cuáles son las características de un producto sostenible.

En la actualidad se ha vuelto muy común el término producto sostenible. Una frase que está presente en muchos de los artículos que consumimos, no solo en su publicidad sino también en su fabricación y desarrollo.

¿Qué es un producto sostenible?

Un producto puede considerarse sostenible porque busca facilitar su proceso de producción, disminuyendo en la mayor medida posible, el impacto que su fabricación pueda dejar en el medio ambiente.

Optimizando todos los recursos naturales, económicos y humanos que formen parte de este proceso creativo, sin olvidar los beneficios que aportará este artículo durante su vida útil al medio ambiente, la salud y aún después de terminar esta etapa, hasta su proceso de eliminación.

Es importante aclarar que casi ninguna acción productiva está exenta de generar impacto ambiental, no importa la medida en la que esto ocurra. Es por esto que la gran mayoría de las organizaciones y grandes empresas, dedican todos sus esfuerzos a minimizar los impactos negativos que sus procesos de producción pueden generar, enfocándose así en la protección del ecosistema a través de la fabricación de productos sostenibles.

En Cíclico encuentras una gran variedad de productos amigables con el medio ambiente. Todos nuestros artículos son elaborados con material reciclado: productos para el hogar, prendas de vestir, entre otros.

Las hamacas tejidas de Cíclico son elaboradas con algodón 100% recuperado. Además, es un artículo incluyente con las madres cabeza de familia y artesanas colombianas, quienes se encargan de todo el proceso de fabricación de este producto ideal para los espacios exteriores e interiores de tu hogar.

Te puede interesar: ¿Cómo hacer una empresa sostenible?

Características de un producto sostenible

Ahora sí, llegó el momento de que conozcamos más a profundidad las principales características que debe tener un producto para que pueda ser considerado como sostenible o amigable con el medio ambiente.

Las características de un producto sostenible pueden ser muchas, sin embargo, aquí explicaremos a detalle las más importantes y sobre todo infaltables que deben hacer parte del proceso o del artículo final.

  1. Son elaborados con recursos renovables: La materia prima que se utiliza para su fabricación es explotada de una manera sostenible, garantizando que los recursos se mantengan y puedan seguir usándose a futuro. Además, este proceso supone un ejercicio de protección de ecosistemas, fauna y flora mediante la creación de espacios responsables para el ejercicio de explotación, transporte de recursos y eliminación de residuos.
  2. Responsable socialmente: Durante su fabricación se toman en cuenta aspectos como derechos humanos, trabajo forzoso, explotación infantil o laboral, contratación equitativa e igualitaria para llevar a cabo todos los procesos relacionados con la elaboración del producto.

    La salud y el bienestar del personal son relevantes para las organizaciones, así como el desarrollo económico de las comunidades locales y el respeto por sus costumbres y tradiciones.
  3. Diseño y elaboración metodológica: Para crear un producto sostenible hace falta más que un buen diseño, es necesario tener un alto nivel de comprensión del producto que se está fabricando, apoyarse en el uso de herramientas tecnológicas que permitan entender cómo se comportará el producto una vez entre en circulación.

    Combinar estas herramientas permitirá que el fabricante pueda enfocarse en los puntos débiles que tiene el producto antes de convertirlo en un bien tangible y llevarlo a manos del consumidor final. Contar con un equipo multidisciplinario será clave para llevar a cabo este proceso con la planificación adecuada.
  4. Los productos sustentables evolucionan: Debido a que estos artículos tienen un enfoque nuevo en la sociedad, tienden a estar en constante evolución pues no hay nada escrito con respecto a esta industria que permita conocer y mucho menos adoptar una serie de reglas o instrucciones para su desarrollo en el mercado global. Además, es una ventaja puesto que para posicionarse en el mercado es indispensable reinventarse constantemente y adaptarse a las necesidades que la sociedad actual demande.

  1. Son competitivos en el mercado: Como sabemos todos los productos tienen como objetivo principal satisfacer una necesidad básica de las personas; característica que abunda en muchísimos artículos en el mercado, lo que significa un alto nivel de competitividad entre marcas que desarrollan productos sostenibles.

    Para estos fabricantes la situación no varía en relación con las otras industrias pues el producto que tenga algo innovador o diferente que atraiga al consumidor es quien se queda con las ventas.

    Los productos sostenibles están dando pasos firmes en el mercado ecológico y también en el tradicional, pues en los últimos años ha aumentado su popularidad y cobertura dentro de los públicos consumidores.
  2. Son inclusivos: Los productos sostenibles deben ser asequibles para la mayoría de la población, en caso contrario no podrían clasificarse como amigables con el medio ambiente ya que solo alcanzarían un pequeño sector de la sociedad con capacidad económica para adquirirlos y su impacto ecológico sería prácticamente nulo.

    Si bien estos artículos pueden llegar a ser un poco más costosos de lo habitual debido a sus procesos tecnológicos de fabricación, se debe buscar el equilibrio entre costos y precio al público.
  3. Son producidos por empresas con iniciativas sostenibles: El camino hacia la sostenibilidad plena es complejo y bastante largo. Sin embargo, para que un producto sostenible pueda considerarse como tal es necesario que la empresa fabricante sobresalga en la escena por sus iniciativas sustentables y estrategias de protección y preservación medioambiental.

    Es fundamental que la organización tenga un interés genuino en todo lo relacionado con el medio ambiente y que lo implemente de manera interna con sus colaboradores en todos los procesos que se desarrollen a nivel corporativo.
  4. Reemplazan productos tradicionales: Una característica fundamental de un producto sostenible es que tiene la capacidad de sustituir artículos tradicionales que llevan décadas en el mercado pero a los cuales les falta esa cualidad sustentable en su esencia; generando así un menor impacto en el medio ambiente y logrando abrirse paso en el mercado.

    Las bolsas de plástico, el papel film (más conocido como vinipel), las botellas de un solo uso y los pitillos son algunos ejemplos más contundentes de productos que han sido reemplazados por sus versiones sostenibles y que permiten explicar esta característica con claridad.

Te invitamos a leer: Qué es sostenibilidad ambiental y cómo la puedes promover

En el mercado es posible encontrar productos con distintos niveles de sostenibilidad, algunos son más amigables con el medio ambiente que otros pero lo importante es que desde las grandes empresas se están tomando acciones importantes para realizar aportes significativos a estas iniciativas ecológicas que tanta fuerza han tomado actualmente.

Teniendo en cuenta cuáles son las características de un producto sostenible, puedes comenzar a seleccionar las marcas cuyos procesos productivos realmente enfoquen todo su esfuerzo en la conservación del medio ambiente y ser parte así de quienes como nosotros, se consideran verdaderos amantes de la conservación ambiental.