Envíos gratis por compras superiores a $250.000

Producción y consumo responsable: En qué consisten y cuál es su importancia

Producción y consumo responsable La producción y el consumo responsable consisten en practicar y fomentar el buen uso de los recursos y la energía. Estas prácticas van desde la elección de una prenda de vestir, hasta la construcción de infraestructuras sostenibles.

Te invitamos a leer: Ropa sostenible: Origen e importancia

En este tipo de producción también se tiene en cuenta la calidad de vida de los trabajadores, el acceso a los servicios básicos y la oportunidad de empleos dignos y ecológicos. Además, evita gastos innecesarios tanto ambientales como económicos y busca la igualdad de oportunidades mediante procesos justos.

Importancia de la producción y consumo responsable

La producción y consumo responsables son importantes ya que nos invitan a hacernos más conscientes de la manera en que consumimos, compramos y trabajamos, además, promueven los hábitos saludables, la salud mental, emocional y el bienestar de las comunidades. Otros aspectos importantes:

  • El crecimiento y desarrollo de las regiones depende de los cambios en los patrones energéticos para que haya más fuentes renovables de energía, desde las infraestructuras hasta el transporte que se utiliza.
  • La transición energética y la economía circular son importantes para bajar la dependencia de los sectores extractivos y los bajos niveles de reciclaje.

Con este Quiz sabrás si eres un consumidor responsable. Descubre qué tipo de comprador eres.

  • Se generan más empleos justos alrededor de valores éticos, incrementando el bienestar y la felicidad de quienes hacen parte de los procesos de producción y consumo responsable.
  • Es fundamental impulsar patrones de consumo y producción sostenibles que promuevan trabajos decentes y ayuden a reducir el impacto ambiental de empresas, sectores y economías.
  • Sus actividades evitan el malgasto de recursos, la degradación y la contaminación.
  • Reducen la explotación de los recursos, evitando así, daños ambientales, afectaciones en comunidades vulnerables y pérdidas de patrimonio natural.
  • Las economías emergentes centran sus esfuerzos en aumentar la eficiencia energética de las industrias y sus modos de transporte.
  • La economía circular y el consumo responsable hacen que la vida útil de los productos sea más duradera dándoles una segunda oportunidad o fabricándolos con materiales de calidad y/o reciclados.

Cómo se pueden integrar la producción y el consumo responsable

Estas son algunas prácticas que pueden implementar las personas y las empresas interesadas en la producción y consumo responsable:

  • Pensar antes de comprar, revisar etiquetas, lugar de procedencia, materiales y procesos de producción.
  • Dar un nuevo enfoque a las prioridades de las compañías, bancos, etc. dentro de sus pactos políticos y valores.
  • Incorporar estrategias sostenibles dentro de las políticas empresariales para todos los productos y servicios que ofrezcan.
  • Modificar los patrones de producción y consumo, teniendo en cuenta el uso de la energía, los recursos naturales del territorio y el bienestar social.
  • Hacer inversiones en tecnologías (uso de energías renovables) que favorezcan el desarrollo y la productividad bajos en carbono, generando así, un menor impacto de su huella.
  • Implementar valores de la economía circular en los hogares y las organizaciones, motivando a la reducción, reutilización y reciclaje de materiales y productos.
  • Evitar el desperdicio de alimentos y energía en sus procesos de fabricación, distribución y consumo.
  • Implantar medidas para ahorrar y hacer un buen uso del agua.
  • Dejar de lado el consumo de productos y servicios innecesarios que gasten demasiados recursos naturales.

Descubre: Consumo responsable y solidario: Qué es y cómo implementarlo

  • Elegir productos reciclables que tengan materiales biodegradables o materiales de calidad que los haga durar más.
  • Apoyar los negocios locales y contratar proveedores de la misma ciudad/país.
  • Dar información verídica de los productos que se venden poniendo etiquetas con datos claros y transparentes.
  • Fabricar envases con materiales biodegradables y reducir al máximo los desechos y la contaminación.

Todos estos son factores que influyen en la producción y consumo responsable por parte de quienes fabrican, distribuyen, venden y consumen ciertos productos y servicios. Ten en cuenta que cada acto de nuestra cotidianidad tiene una gran repercusión sobre el planeta, así que a la hora de elegir una marca, fíjate muy bien en estos aspectos.